Image

Buenos días tengo una inquietud mi niña tiene 3 años y aún toma teta. Vive todo el día pegada y casi no come. Duerme conmigo y mi esposo y en la madrugada se levanta varias veces pidiendo tetica no sé qué hacer por qué de verdad me canso no se la quiero quitar a la fuerza por qué no quiero que sufra ayudenme a decidir qué hacer si hay otro método para que la deje ella sola o que hago. Gracias

Esta pregunta fue amablemente respondida por Ledif Torres de www.soyuncerezo.com:

Cuando un niño que es amamantando a los 3 años presenta un comportamiento "diferente", como por ejemplo que pide más pecho de lo normal y se despierta más de lo normal, hay por lo menos, dos posibles razones para ello. Y en ambos casos es necesario detenerse, respirar y hacer un trabajo de introspección.

1) El niño se está dando un nuevo estirón, siente el cambio en su cuerpo y sus necesidades. Sabe que pronto va a dejar el pecho y va a ser un poco más independiente (como cuando tienen 9 meses más o menos, y tienen brotes de crecimiento antes de empezar a caminar) Esta sensación puede generar ansiedad y es cuando recurre al pecho para refugiarse en el calor de su madre. En este caso se debe ser MUY paciente y ofrecerle la mayor cantidad de abrazos y contención que se pueda. De esta forma el niño va ganando seguridad y se preparará para el siguiente paso: el destete natural.

2) Cuando en la familia hay problemas o tensiones y el niño lo percibe, es posible que busque el pecho de la madre porque necesita sentirse seguro, protegido, atendido.
Esto es un poco más delicado e íntimo, y queda en manos de cada familia tomar las medidas necesarias para que el niño se sienta más tranquilo. Cabe destacar que si la madre se encuentra con una alta dosis de estrés o dolor interno, es posible que su hijo lo perciba (y no por medio de la leche. Sino por la conexión que comparten)

En fin, la invitación es a revisar nuestros sentimientos más guardados para ver qué nos está haciendo sentir mal. Y esto se debe hacer antes de forzar el destete o pensar que el bebé está enfermo.

Debemos hablar con nuestros hijos. Preguntarles directamente cómo se sienten.

Y por supuesto, cada caso va a variar según las rutinas de la familia. Si el niño va a la escuela, si alguien lo cuida, si ambos padres trabajan. Cada modo de vida es muy particular y es ahí donde cada madre o padre deben buscar las respuestas a sus inquietudes.

Gracias a Ledif por su respuesta y a ti, querida mamá que consultaste, esperamos haver sido de ayuda. Acá estamos para ayudarte,

Un abrao de mamá

Equipo Editorial de PreguntaMama.com